Declaraciones del Presidente de la Comision de Salud y Deporte del Senado, despues de la reunion.

Comento el Senador José Manuel Cano, presidente de la Comisión de Salud y Deporte del Senado, tras el acuerdo con el oficialismo. En la reunión de esta tarde participaron autoridades del INCUCAI y organizaciones que representan a las personas trasplantadas.

La ley que protege a los trasplantados llegará al recinto de la Cámara alta el primero de junio, tras el acuerdo de los bloques mayoritarios del Senado. Así lo adelantó el presidente de la Comisión de Salud y Deporte, José Manuel Cano (UCR), quien dijo que la fecha fue consensuada junto al titular de la bancada oficialista, Miguel Ángel Pichetto.

Esta tarde, en la primera reunión de la comisión, participaron autoridades del INCUCAI; integrantes del Consejo Asesor de Pacientes (CAP) de dicho organismo; directivos de la Sociedad Argentina de Trasplantes; miembros del Centro Juvenil Esperanza de Salta y familiares de personas trasplantadas.

El centro del debate, que se llevó a cabo en el Salón «Héctor Maya» del Anexo, fue la iniciativa presentada por la salteña Sonia Escudero (Peronismo Federal) que tiene como objetivo crear un sistema de protección integral para las personas trasplantadas que les asegure “su integración familiar y social mediante la atención médica integral, educación, seguridad social e inserción laboral”.

El primero en tomar la palabra fue Rubén Schiavelli, presidente de la Sociedad Argentina de Trasplantes, quien manifestó que una legislación que contemple a los trasplantados era una “deuda pendiente”. “El trasplantado es una persona con ciertas situaciones que lo hacen diferente, pero no es un discapacitado. Por eso se trata de encontrar una figura intermedia”, sostuvo.

Además mencionó que hay ciertos beneficios, como el descuento en las drogas o los traslados asegurados, que se pierden después del trasplante, motivo por el cual reclamó que “se mantengan estos beneficios, para incorporar realmente al trasplantado a la sociedad”.

Asimismo, apuntó que para que los menores puedan completar el colegio, sean integrados a los planes escolares ya existentes, a diferencia de lo que dicta el artículo 13 del proyecto de ley, el cual implementa nuevas formas de enseñanza grupal o individualizada.

“Para que los niños en el proceso de trasplante no pierdan la escolaridad hay planes que ya existen, la idea sería articularlos”, añadió Walter Espinoza, del Departamento de Comunicación Social del INCUCAI.

Por su parte, Alejandro González, secretario del Consejo Asesor de Pacientes (CAP) del INCUCAI y colaborador en la redacción del proyecto, explicó que el texto “es el resultado de las carencias que hemos encontrado a lo largo del país, por eso está pensado, no sólo para Buenos Aires, sino para el interior”.

Igualmente, comentó las dificultades que los trasplantados tienen a la hora de conseguir un trabajo, ya que al no poseer el alta médica, no pueden superar lo exámenes pre ocupacionales. “No somos discapacitados, pero necesitamos una protección. Está en sus manos darnos esa oportunidad y que el proyecto llegue a buen puerto”, le exigió González a los senadores de la comisión de Salud.

Ramiro Tudela, presidente del Centro Juvenil Esperanza de Salta, dijo que la intención del proyecto es “devolverle la dignidad a una persona que ha pasado por muchísimos problemas y que, después de una ardua lucha contra la muerte, busca recuperar su vida”. Cabe resaltar que Tudela fue quien llevó el proyecto a manos de la senadora Escudero luego de un año de trabajo.

En tanto, la problemática del desarraigo fue comentada por Cecilia Román, madre de una niña de 9 años que tuvo un trasplante cardíaco en el Hospital Garrahan. “El desarraigo nos afecta totalmente. Las luchas y los obstáculos son innumerables”, relató Román, quien tuvo que mudarse desde Mendoza para acompañar a su hija, dejando a parte de su familia en la provincia cordillerana. Al respecto, Román reclamó que “se haga hincapié en el tema de los traslados” para facilitar los viajes entre los implicados por esta ley.

Por último, Carlos Soratti, presidente del INCUCAI, manifestó su satisfacción por la iniciativa y mencionó que la “Argentina ha logrado, gracias a la inversión del Estado, un nivel muy alto en materia de trasplantes”.

“Es una contribución muy fuerte que este esfuerzo colectivo lo podamos continuar en adelante, después del trasplante”, remarcó. “No vamos a pelear para que sean considerados discapacitados, sino para que sean considerados personas que necesitan cuidados especiales”, agregó Soratti.

En dialogo con NCN, el presidente del INCUCAI calificó como “muy positivo” el hecho de que el proyecto ya tenga fecha para llegar al recinto. “Se trata de cuidar algo que ha a la sociedad le ha costado mucho, no sólo a las personas que lo protagonizan. Hay mucha inversión en recursos humanos, en recursos tecnológicos, en organización. Es realmente muy valioso poder contar con un instrumento legal que garantice seguir cuidando, después del trasplante, a ese sector”, explicó.

Previo a que el proyecto llegue al recinto, resta que sea tratado en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, donde se deberá resolver cómo quedarán redactados los artículos 10 y 14, que contemplan los aspectos económicos de la iniciativa. El punto más discutido será el que establece que el empleador de personas trasplantadas tendrá derecho a una deducción en el Impuesto a las Ganancias equivalente al 70% de las retribuciones que abonen a personas trasplantadas.

Rodolfo E. Wetzel

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>